¿Quién dice que deporte y cerveza no pueden ir de la mano?

Los fans del deporte y cerveza están de suerte. ¿Creíais que no era compatible salir a correr un viernes con la cervecita de después? En Beer Spa os contamos cómo la cerveza puede convertirse en una gran aliada para la recuperación después del ejercicio.

Y es que según un estudio realizado en 2013 por la Universidad de Granada y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el consumo moderado de cerveza puede favorecer una rápida y efectiva rehidratación y evitar dolores musculares tras la práctica deportiva. 

Pero seguro que te estarás preguntando: ¿en qué se basan los expertos para afirmar tal cosa? Muy sencillo, en la composición de la propia cerveza, elaborada a partir de ingredientes naturales (agua, cebada malteada y lúpulo). 

 

La cerveza, fuente de vitaminas B

Según el Centro de Información Cerveza y Salud, la cerveza “es una buena fuente de vitaminas, especialmente la mayoría de vitaminas B”. Además, es una importante fuente de ácido fólico o vitamina B9, esencial para el sistema nervioso y la regeneración de las células.

Eso sí, asegúrate de que el porcentaje de alcohol que contiene sea nulo o mínimo. Además, hay que tener en cuenta que los efectos beneficiosos de la ingesta de cerveza se relacionan con un consumo moderado y posterior a la actividad física.

La cerveza baja en alcohol ayuda a rehidratarse después del ejercicio

Los componentes nutricionales de la bebida alemana por excelencia han generado numerosas investigaciones científicas que confirman su poder antioxidante y sus beneficios sobre la salud. Es el caso del estudio publicado en la revista científica International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism, que coincide en que la cerveza baja en alcohol y con socio añadido ayuda a rehidratarse después del entrenamiento. Por lo tanto, una vez más queda demostrado que cerveza y deporte van de la mano.

Ya sabes, ¡adiós a los remordimientos por tomarte una caña con tus amigos después del gimnasio! Una cerveza sin alcohol bien fresquita da al cuerpo lo que necesita tras una intensa sesión de actividad física. Hidrata y restaura minerales, disminuyendo la fatiga muscular.

Cerveza y deporte: recupérate del ejercicio en Beer Spa

Después del gimnasio, de un partido de fútbol, de una sesión de senderismo… Cualquier momento es bueno para disfrutar de Beer Spa. En nuestro centro podrás beneficiarte de las propiedades que la cerveza tiene para tu cuerpo. Además, es perfecto para recuperarte del ejercicio, ya que puedes ir con tus amigos y disfrutar todos juntos de la mejor experiencia posible con cerveza. 

Además del relajante baño de cerveza, asegúrate una rápida recuperación en nuestra genial sauna fría de cerveza. ¡Una experiencia que tienes que probar sí o sí! Y, por si fuera poco, por último te espera un relajante descanso en una cama de cebada.

 

2019-10-28T20:03:34+00:00 28 octubre 2019|Blog|